2012Sin garantía de acceso a la salud mental

(*) Revista Jurídica

viernes, 19 de octubre de 2012

Es la conclusión de un nuevo documento de la mesa que integran profesionales, asociaciones civiles, pacientes y universidades.

Marchas de médicos que reclaman menos pacientes, asociaciones civiles que no reciben becas para tratar a jóvenes adictos, quejas por las condiciones de los centros de atención para pacientes psiquiátricos… El Estado cordobés no puede garantizar de manera plena el derecho a la salud mental de sus ciudadanos: esta es la triste conclusión a la que llega un nuevo documento de la Mesa de Trabajo Permanente en Salud Mental y Derechos Humanos de la provincia, que se conoció ayer.

La entidad está integrada por profesionales y trabajadores de la salud del sector público y privado, universidades, colegios de profesionales, organizaciones intermedias y pacientes.

En el documento señalan que en los dos años que lleva la sanción de la ley 9.848 de Servicios y Sistemas de Salud Mental, no se avanzó en su reglamentación, no se realizaron ajustes presupuestarios para llevarla a cabo, no se oficializó un plan provincial, no se pusieron en funcionamiento mecanismos de participación y de coordinación de políticas, no se convocó a municipios y no se avanzó en la regulación del sector privado.

Todo esto se traduce en denuncias y situaciones que este diario reflejó en distintas notas publicadas este año:

Renuncias en Salud Mental por falta de apoyo oficial (5 de abril de 2012). La conducción que ingresó en diciembre de 2011 con la nueva gestión de José Manuel de la Sota renunció a los tres meses, ante la falta de respuestas a sus pedidos para mejorar el sistema.

Pacientes encerrados 22 horas por día (13 de abril de 2012). Testimonios de pacientes y enfermeras, más denuncias de los legisladores Liliana Montero y Ricardo Fonseca coincidieron en describir las precarias condiciones a las que se sometía a los enfermos psiquiátricos judicializados en el Centro Psico Asistencial (CPA), que funciona en las instalaciones del ex-Crom. Allí estaban encerrados sin salir al aire libre, con colchones en el piso, una ducha para 30 y hasta una celda de contención sin luz.

Menos fondos, a pesar de las advertencias (25 de abril de 2012). En noviembre de 2011, la Mesa de Salud Mental ya había advertido sobre la crítica realidad del área. Pese a eso, la Provincia restó 600 mil pesos del presupuesto ya asignado para 2012.

Cortan ayuda para tratar a chicos adictos (2 de agosto de 2012). La Provincia no envía más fondos a las ONG que atendían a 180 chicos menores de edad sin obra social. Los pocos sitios que quedan están saturados.

Médicos del Neuropsiquiátrico reclaman el traslado de pacientes del Ipad (17 de octubre de 2012). Aseguran que no están en condiciones de atender a los pacientes que fueron derivados en junio del Instituto Provincial de Alcoholismo y Drogadicción.

Pasividad. En noviembre de 2010, la Legislatura de Córdoba sancionó la ley 9.848, llamada también de “desmanicomialización”, que propicia una profunda transformación en el abordaje de la salud mental. Por ejemplo, la externación de los pacientes de las instituciones psiquiátricas, pero con un sistema más integral y comunitario, con redes alternativas, nuevos recursos (como casas de “medio tiempo”) y adecuación del presupuesto.

Entre los párrafos más relevantes, el informe de la Mesa difundido ayer señala que “las autoridades sanitarias provinciales vienen demostrando una sorprendente pasividad, que en algunos casos llega a la indiferencia lisa y llana”, que “el Estado no se ha ocupado del acceso real a esos derechos”, y que “las demoras en el proceso de implementación de la ley impiden que el Estado garantice de manera plena el derecho a la salud mental”. Ayer no hubo respuestas desde el Gobierno.

En el interior

Bell Ville. Celina, una enfermera de salud mental del Hospital Dr. José A. Ceballos, de Bell Ville, contó en el sitio Informa Bell Ville (www.informabellville.com.ar) que al reagrupar pacientes de dos salas en una sola, surgieron varios conflictos que terminaron con el alejamiento de una trabajadora. La subdirectora del Hospital negó las acusaciones y explicó que la unificación se tomó “a partir de la solicitud de los compañeros de trabajo de realizar las tareas en un lugar no seguro, para evitar, de esta manera, lo que podría ser un accidente fatal, ya que hace años este lugar es inhabitable”.

Oliva. Empleados de la colonia Vidal Abal, de Oliva advirtieron sobre el mal estado del hospital de salud mental. En una nota enviada a la Dirección, la delegación del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) advirtió sobre la falta de personal y las malas condiciones en que se encuentra ese centro público de salud mental, que depende de la Provincia.

Atras   19.10.2012.