Narración maravillosa fuera del tiempo histórico

MITOS, LEYENDAS y ALGO MÁS

Indudablemente escribir sobre mitos y leyendas no es nada nuevo ni original, pero la cosa cambia cuando los mismos se refieren al ámbito lugareño del viejo “Pago Redondo”, la “Colonia Berón de Astrada” o Libertador” y zonas aledañas.

El Diccionario define al primero como: “Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico” y con respecto al segundo dice: “Relación de sucesos que tienen mas de tradicionales o maravillosos que de historia o verdad”.

Generalmente es el relato de seres sobrenaturales, sucesos extraordinarios o seres monstruosos que custodian lugares, casas o tabúes, castigando o premiando, en suma, son historias de héroes míticos que ejercen ascendencia en el comportamiento social, resultando ser una invisible pero real estructura cultural, fabulada con sentido moralizador.

A veces pasa que un mito es solamente una leyenda o sucede al revés, una leyenda se hace mito.

El escritor Marcos Aguinis explica así:

“Se ha sostenido que el mito es el resultado de una operación mental ingenua sobre los duros hechos de la experiencia. Su objetivo es transformar lo pedestre en sublime y lo banal en extraordinario. El imaginario colectivo realiza una metamorfosis del tiempo y el espacio del hombre común, para convertirlos en el tiempo y el espacio de los dioses o de los seres magníficos. Integran su vastísimo panteón Prometeo y Carlos Gardel, San Cristóbal y la Difunta Correa, en incierto Rey Arturo y la sabiduría de la lechuza. Estos ejemplos son apenas dos o tres renglones de una lista que empieza en la prehistoria, llega a nuestros días y envuelve al globo como si fuera la capa de oxígeno que permite al hombre ser quien es”.

“Presentado de esta forma, el mito equivale a un procedimiento conmovedor y falso. Engañoso y clemente. Su meta consistiría en consolar la pobreza y fragilidad de nuestra existencia. Por eso se han construidos mas mitos que seres habitan el mundo, algunos cristalizados y otros en proceso, algunos confinados en una pequeña comunidad y otros de proyección ilimitada, Hay mitos sobre personas, sobre animales, sobre acontecimientos, sobre familias, sobre cualidades y defectos. Cualquier elemento sirve como material, pertenezca al campo de la realidad concreta o a la mas absurda fantasía”.

“Ahora, hoy, desde diversos atalayas del saber, se reconoce que el mito no es una contingencia superficial o descartable, sino una función primordial de la condición humana. Aunque parezca increíble, el hombre no puede dejar de crear mitos. Lo necesita tanto como alimentarse. Lo hace hasta el ser mas escéptico al colorear familiares, políticos, amigos, periodistas, enemigos o maestros, inyectándoles una particular significación...”

Atras   13.12.2010.