¿Pelo corto y rizado?

¿Pelo corto y rizado? Hazte flapper este otoño EUROPEO

Pst, pst… ¿Te has enterado? Los rizos vuelven este otoño. ¿Sorprendida? ¿Escandalizada quizá? ¿Espantada tal vez? Venga, mujer, alégrate. Reconcíliate con tu naturaleza de cabellera ingobernable. Abraza esas ondas salvajes. No sólo son tuyas, ahora hasta las marcas que las denostaban, equiparándolas al pelo ovejil, entonan el mea culpa y las ensalzan como el bonito y femenino marco que son. Aunque sólo sea para sacarles rentabilidad.

Pero dejemos a las marcas y sus tejemanejes aparte para hablar de lo que interesa. De los pelos rizados a los que se condona el crimen y se regala una segunda vida menos constreñida, libre de brushings y alisados permanentes. Tus rizos nacerán con el bucle levantado…

Kate Bosworth, Katy Perry, Lana del Rey, Shalom Harlow, Charlize Theron y Nicole Richards.

“Para los rizos aconsejamos un corte muy marcado, especial y con estilo”, comenta Pepa Navarro, del salón de Ángela Navarro.

“La pega es que suele ser un pelo seco. Lo importante para que se vea definido es hidratarlo a conciencia”, añade Pepa.“El pelo debe peinarse mojado, después hay que olvidarse de que una tiene pelo sobre la cabeza y no volver a peinarlo, porque si lo haces lo abrirás y quedará crespo”.

...

12.08.

Reflexión Fundación Gedisos

Reflexión Fundación Gedisos

"No inclines nunca la cabeza, tenla siempre erguida. Mira al mundo directamente a la cara"

Helen Keller

27.07.

“Tendamos la mano a quien se encuentra en dificultad”

“Hay muchas situaciones en Brasil, en el mundo, que necesitan atención, cuidado, amor, como la lucha contra la dependencia química”, dijo el papa Francisco en su visita al Hospital San Francisco de Asís de la Providencia.

Discurso del Santo Padre Francisco en el Hospital San Francisco de Asís de la Providencia (Río de Janeiro, miércoles 24 de julio de 2013)

Querido Arzobispo de Río de Janeiro y queridos hermanos en el episcopado; Honorables Autoridades, Estimados miembros de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de la Penitencia, Queridos médicos, enfermeros y demás agentes sanitarios, Queridos jóvenes y familiares:

Dios ha querido que, después del Santuario de Nuestra Señora de Aparecida, mis pasos se encaminaran hacia un santuario particular del sufrimiento humano, como es el Hospital San Francisco de Asís. Es bien conocida la conversión de su santo Patrón: el joven Francisco abandona las riquezas y comodidades para hacerse pobre entre los pobres; se da cuenta de que la verdadera riqueza y lo que da la auténtica alegría no son las cosas, el tener, los ídolos del mundo, sino el seguir a Cristo y servir a los demás; pero quizás es menos conocido el momento en que todo esto se hizo concreto en su vida: fue cuando abrazó a un leproso. Aquel hermano que sufría era «mediador de la luz (…) para san Francisco de Asís» (cf. Carta enc. Lumen fidei, 57), porque en cada hermano y hermana en dif...

27.07.

La luta continua

28.06.